martes, 23 de agosto de 2011

Si Borges viviera hoy...

Si Jorge Luis Borges viviera hoy tendría 112 años. No estoy seguro que él quisiera seguir vivo, estando aún en lo que él mismo calificó de la soledad de la ceguera, o más aún, consciente como estaba de lo inútil y peligroso que es querer aspirar a la inmortalidad.

Borges es mi  escritor favorito, sus relatos El Inmortal, La escritura del dios, Los teólogos, El Zahir y Deutcshes Requiem son de mis lecturas preferidas, yo, un poco afecto a las extensas novelas y, paradójicamente, afín a la filosofía; es quizá por eso que él cumple con dos requisitos que hacen irresistible su obra para mí: una capacidad narrativa capaz de contar en pocas páginas historias maravillosas que, a la vez, incluyen reflexiones filosóficas profundas. Ni que decir de sus geniales ensayos.

Un 24 de agosto de 1899 nació Jorge Luis Borges. Nunca recibió un Nobel pero quien puede negar que es uno de los grandes escritores de todos los tiempos. 

El Inmortal, de Jorge Luis Borges

5 comentarios:

Asterión dijo...

Solo faltó: "y sus geniales poemas". Yo empecé admirando sus cuento y ensayos, me resistóa algo a su poesía y con el tiempo la he aprendido a admriar y a querer incluso más.

Saludos

César dijo...

Cierto, sus geniales poemas :-)

El Ornitorrinco dijo...

Yo sí creo que Borges hubiera querido estar muerto a estas alturas de la historia. Completamente muerto. Tanto que creo que lo estoy citando textualmente.

alschopenhauer dijo...

Bueno, cualquier excusa para citar a Borges es bienvenida.
En particular, para mí, borges es casi como filosofía (entre otras cosas). En este sentido, con Borges tengo un punto de apoyo, un ancla, alguién donde sujetar mis cuerdas cuando enfrento mis mas aventuradas reflexiones o locas ideas, siento que Borges me permite el "no irme" y volverme desquisiado. Por ejemplo, no deja de sorprenderme lo mucho que se parece (al menos en concepto), el Aleph y la Internet: tenemos la Wikipedia y sus millones de articulos, fotos, videos, fórmulas, etc., en el internet puede ver información casi interminable sobre cualquier aspecto: la tierra y sus continentes, las estrellas, los huracanes, como se suceden las estaciones en otros planetas, las fotos del barrio donde vivo, la estatua de la libertad y la torre Eifel, un poema de Withman, el Digesto de Justiniano I, el asesinato (que casi me vuelve loco) de Marisela Escobedo, etc...

¿No creés hermano, no crees que es el Aleph (al menos en concepto)?

prestito inpdap dijo...

Yo soy de sus poemas y cuentos....sin embargo, me atraganto un poco con sus ensayos. No creo que le gustara demasiado la realidad de hoy.