martes, 10 de agosto de 2010

La Costa Rica fascista


"Si la libertad significa algo, es el derecho de decir a los demás lo que no quieren oír." George Orwell (1903-1950) Escritor inglés.


-----

A empujones y sin miramientos los antimotines sacaron a los indígenas que, pacíficamente, velaban en las instalaciones del Congreso para exigir que se discutiera la ley de autonomía de sus pueblos. No hubo consideraciones, a las dos de la mañana, en plena época lluviosa, los manifestantes fueron a parar al Parque Nacional, contiguo al Poder Legislativo.

Más allá de la indiferencia histórica hacia los pueblos autóctonos y ahora el maltrato al que fueron sometidos, lo ocurrido el martes 10 de agosto de 2010 renueva la preocupación por la radicalización de las acciones de un gobierno que demuestra un desprecio evidente a las minorías, retratado primero por su apoyo tácito al referendo para coartar derechos a los homosexuales, acciones policiales cada días más agresivas contra manifestantes y ahora por su incapacidad de tratar con respeto a los indígenas costarricenses. ¿Qué es lo que quieren? ¿que nadie se manifieste? perdón ¿no era esta una democracia? ¿o es que acaso su visión de democracia es el ciudadano borrego y mudo? 

Hay que preguntarse, como ciudadano "promedio", si hay razón para mirar a otro lado y decir que esto no es conmigo, ignorando el hecho de que la historia nos cuenta que las grandes represiones estatales empezaron con grupos específicos para luego extenderse a toda la población; hay que entender que, si bien hoy son los indígenas o los gais, mañana podemos ser usted o yo. No lo olvide.



No hay comentarios: