jueves, 6 de mayo de 2010

Un pequeño triunfo para el laicismo


El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) dio con lugar el recurso de amparo electoral presentado por la Asociación Costarricense de Humanistas Seculares contra el obispo de Cartago, Costa Rica, José Francisco Ulloa, por una homilía donde llamó a no votar por candidatos que estuvieran en contra de los principios católicos.

Las declaraciones de Ulloa se dieron el 6 de setiembre de 2009, momento en que se discutía un proyeto para eliminar la confesionalidad del Estado costarricense y en vísperas de la campaña electoral para los comicios presidenciales del 5 de febrero de 2010:


“Estamos frente a una campaña política, en donde debemos escoger muy bien a quienes nos van a gobernar. Candidatos que niegan a Dios y defienden principios que van contra la vida, contra el matrimonio y contra la familia. Ya los estamos conociendo. Por lo tanto, debemos ser coherentes con nuestra fe y en conciencia no podemos darles un voto.”

Aunque tarde, la decisión de los magistrados sienta un precedente histórico pues es la primera vez que un obispo es sancionado por violentar el artículo 28 de la Constitución Política de Costa Rica que establece:

No se podrá, sin embargo, hacer en forma alguna propaganda política por clérigos o seglares invocando motivos de religión o valiéndose, como medio, de creencias religiosas”

Para ver el texto completo del Recurso dado a lugar por el TSE  vea aquí.
 

2 comentarios:

J.P. Morales dijo...

Linda esa. Poquito, pero algo se avanza. Saludos.

César dijo...

Ahí vamos, lento y esperando no retroceder, aunque todo sea posible en este paisaje surrealista. Saludos y gracias.