sábado, 28 de noviembre de 2009

Mis derechos, tus derechos, nuestra libertad y sus límites




La marcha por la "familia y la vida" (entiéndase homofóbica y misógina) realizada en San José el sábado 28 de noviembre deja algunas enseñanzas sobre lo que entienden algunos ciudadanos por sus derechos, los de los demás  y por la libertad.

Lo que defendieron los manifestantes: su "derecho" a evitar que prójimos con una inclinación sexual diferente tengan un marco de convivencia amparado por la ley, para ellos es insoportable semejante idea. Con la boca abierta escuché decir a un caballero: ya suficiente tienen con que los dejen hacer las cosas que hacen". Resignación para la comunidad LGTB y denle gracias a dios que no los linchan...aún.

Su otro derecho: "No es posible que las mujeres cuenten con una pastillita para evitar la fecundación pocas horas después del sexo, eso es inaceptable, si se los permitimos ahora van a andar acostándose con todo el mundo, se van a sentir dueñas del cuerpo que no les pertenece, no puede ser, ¡ah! y además es abortiva, nos vale lo que piense la OMS, tendrá muchos estudios científicos que nos desmienten pero nuestra devota opinión tiene más peso que el criterio de mil expertos."

En síntesis: reclamo mi derecho a actuar sobre la vida privada de los demás, a coaccionar al Estado para que imponga leyes represivas contra el que piense o actúe diferente a mí, a imponer una visión única, a soñar y trabajar por un mundo absolutista dónde solo mi criterio, y nada más que el mío sea válido. Y por supuesto que nadie reclame, estoy haciendo uso de mi derecho a a la libre expresión, que por cierto no aplica para usted.

Sobra decir que esto preocupa, pensaba que todos entendían esta sencilla máxima: mi libertad acaba dónde violenta la del otro y meterse de cabeza en la vida privada del vecino porque no me gusta lo que hace con ella y quiero obligarlo a obedecerme es claramente una violación a ese mandato tan claramente democrático ¿cuesta tanto entenderlo?

Cierro con un fragmento de un libro que recomiendo, Ensayo sobre la Libertad de John Stuart Mill que cae como anillo al dedo para la realidad que estamos viviendo en Costa Rica y en otras partes del mundo:

"La única libertad que merece ese nombre es la de buscar nuestro propio bien por nuestro propio camino, en tanto que no privemos a los demás de sus bienes, o frenemos sus esfuerzos para obtenerlos. Cada cual es el mejor guardián de su propia salud, sea física, mental y espiritual. La especie humana ganará más dejando  a cada uno que viva como le guste, sin obligarle a vivir como guste el resto de sus semejantes."

7 comentarios:

edivimo dijo...

Hace poco descubrí una frase de Amanda Marcotte:

"No es una simple coincidencia que el fundamentalismo surgiera después de que las mujeres alrededor del mundo empezaran a saborear la libertad de los gustos que tradicionalmente no teníamos y que los fundamentalistas estén enfrascados en usar el temor a la sexualidad femenina como una táctica de miedo que les de cobertura para oprimir a las mujeres"

Yo ampliaría su idea, en base a las frases que relatas, que el "hombre temeroso de dios" no quiere ceder su poder y ataca a sus dos principales rivales:
*las mujeres dueñas de su cuerpo, su vida y su conciencia
*la comunidad LGTB que desafía su idea de lo que es "ser hombre" y propone otras formas menos dominantes de serlo.

César dijo...

Cuanto más veo a los ortodoxos Edivimo más caigo en la cuenta que lo que los mueve es el temor, temor a lo desconocido, a lo que no pueden decodificar de inmediato, a lo que se sale de la esfera de lo que entendible y sienten como propio y manejable. Allí donde algo rompa el molde de su pequeña cosmovisión habrá un enemigo que hace peligrar su modo de vida y que, de una u otra manera los obligaría pensar en algo que realmente los asuta: ¿y si las cosas no son como me las enseñaron? y ¿Si el mundo no es como yo creía?

Saludos.

MY dijo...

estas cosas de verdad q además de terror me provocan una sensación de impotencia y frustración tal, ¿cómo es posible q manifestaciones de odio tan claras se den como si nada? tanta ignorancia además, manipulación del lenguaje... puchis, CR está peor de lo q yo pensaba, peor... y con la Chinchilla sólo se agravará. nos tocará sacar cara, pecho, brazos, todo el cuerpo!
Marcia

Jeudy Blanco dijo...

Va a tener que prestarme ese libro o decirme donde lo compro. Me encanto esa definicion de Libertad!

100% de acuerdo con su opinion.

Azopfeiffer dijo...

Pero si llega Laura Chinchilla tendremos el primer presidente transgenero del mundo

Alexánder Obando dijo...

Excelente bitácora. ¡Felicitaciones!

César dijo...

Gracias Alexánder!