miércoles, 12 de agosto de 2009

La credulidad institucionalizada







El canal de televisión de mayor sintonía de un país latinoamericano anuncia con toda la seriedad del caso que en agosto "Marte estará tan cerca de la Tierra que se verá del tamaño de la Luna", no cita fuentes (es falso), y para rematar recuerda que las profecías mayas lo predijeron. No hace mucho ese mismo canal informó de los Genpets, supuestos juguetes biológicos hechos en el laboratorio que resultaron ser un engaño publicitario.

La credulidad, esa característica evolutiva tan necesaria en los niños para obedecer a sus padres y evitar el peligro y la muerte, parece ser una pandemia en el mundo adulto, al punto de ser moneda común en los medios masivos de comunicación, empujados por afán de lucro, audiencia y pereza.

Una mirada por encima de nuestra sociedad revela una diario vivir cargado de credulidad entre personas que, responsables y serios en casi todas las àreas de su vida, se dejan convencer con facilidad pasmosa por charlatanerías como los horóscopos, ángeles guardianes, esoterismo, religión y hasta fenómenos ovni, por citar solo algunos.

Estamos rodeados de seudociencias y supersticiones alimentadas por los miedos, la imaginación y la ignorancia de muchos seres humanos; puede que nunca nos libremos del todo de ellos dado nuestro natural miedo a la muerte y el empecinamiento de algunos en creer, porque sí, en fantasías, pero se hace necesaria una mayor educación en la población para superar las barreras del desconocimiento, y del temor a buscarlo de manera científica y valiente. Los medios de comunicación tienen su buena cuota de responsabilidad.

Recomiendo el documental "Los enemigos de la Razón" del biólogo y divulgador científico Richard Dawkins.


1 comentario:

jaramos.g dijo...

Hola. Me he encontrado con tu blog, le he echado un vistazo y me ha gustado. Cuando lea más despacio, pondré mis comentarios. De momento, te lo he enlazado en mi blog (http://ahitequieroyover.blogspot.com/) . Espero que no te importe. Enhorabuena. Saludos.