jueves, 9 de julio de 2009

Biotecnología ¿hasta dónde queremos llegar?



La posibilidad de reinventar nuestros cuerpos y mejorar nuestras capacidades físicas y mentales con la ingeniería genética pone en la palestra la pregunta sobre las aplicaciones o límites éticos del nuevo conocimiento.



..


En abril de 2003 el Instituto Nacional de Investigación sobre el Genoma Humano (EEUU) anunció que había logrado secuenciar la totalidad del genoma, abriendo una nueva etapa en la investigación médica y científica, "Es un día de significación histórica", afirmó el doctor Francis Collins, líder de la investigación.

Han pasado siete años desde aquel hito, catalogado por algunos como tan o más importante que el alunizaje. Ya empezamos a ver sus primeros alcances médicos, de la mano la intensificación de la querella sobre las implicaciones éticas de semejante poder sobre nosotros mismos.



¿De qué es capaz la ingeniería genética? en teoría de casi todo, en un futuro no muy lejano podríamos ser testigos del nacimiento de niños bajo un estricto control genético que les permitirá ser más saludables, más inteligentes, más fuertes y hábiles, más longevos, resistentes a enfermedades e incluso hasta más bellos. Ya en la actualidad existe un mercado de la hormona del crecimiento, la cual permite a los padres controlar la estatura de sus hijos; también hoy es posible secuenciar el propio genoma para saber cuáles enfermedades hereditarias podrían afectarnos en el futuro y así tomar medidas preventivas que mejoren nuestra expectativa y calidad de vida. Por primera vez en la Tierra existe una especie que toma el control de su propia evolución.

Estos avances asustan a muchas personas, no sin una buena razón, al igual que hay gente con un interés real por mejorar a la especie, existen individuos y grupos dispuestos a utilizar el conocimiento para su propio beneficio y en detrimento de los demás; saltan a la mente proyecciones inquietantes de experimentos con personas, divisiones sociales emanadas de la diferenciación entre humanos genéticamente modificados y los que no lo están, guerras de clanes, etc. Cabe preguntarse
¿de cierto modo no tenemos eso ya hoy? hablo de las divisiones en clanes, tribus, naciones, por color, raza, credo o dinero ¿la ingeniería genética empeoraría el panorama o lo mejoraría? Podríamos crear a seres más solidarios, más sabios y altruistas que nosotros mismos ¿queremos que los beneficios sean para todos o unos pocos? Nuestro modelo económico actual parece no dar buenas señales al respecto, lo que obligaría a replantearlo o a cambiarlo, pero ¿por cuál?

Son muchas las preguntas, incluso la que esboza la eventualidad de lograr detener el envejecimiento, alargando nuestra vida al doble o posponiendo la muerte hasta cuándo queramos
¿querríamos vivir indefinidamente? ¿para qué?, entran en el juego las cosmovisiones metafísicas de una buena porción de la humanidad ¿vivir para siempre? ¿qué hay con la vida eterna, con el alma?, ¿mejorarnos a nosotros mismos como si fuéramos máquinas? ¿dónde queda la voluntad del cielo? Es y será una discusión difícil, pero ineludible, el conocimiento y su aplicación no se detendrán.

Recomiendo ver el capítulo
“Revolución Biotecnológica” de la serie “Visiones del futuro” del canal History Channel, donde el reconocido científico Michio Kaku analiza a profundidad las implicaciones del avance de la genética.



7 comentarios:

Charlie dijo...

uno de los temas que mas me apaciona :), y me hacen desear haber nacido por lo menos unos 100 años en el futuro donde no hayan muchas limitaciones que existen hoy en dia.

bueno por lo menos ya existen las computadoras jeje

Mefisto dijo...

Pues tenés razón, el debate simpre a existido, y existirá, como nunca faltan nociones metafísicas y pseudobioéticas (religiosas), para tatar de cortar el avance de las ciencias y la tecnología.
Algo curioso es que depues de secuenciar el genoma, se dieron cuenta que mucho (por ahí del 90%), era material "basura", no codificable.
Ahora la gran tarea que queda es averiguar para qué sirve toda esa "basura". Así que entre más avanzamos, menos sabemos y más misterios surgen, ¡eso es fascinante!
Atentamente: Murillo Vega, A.

Sergio dijo...

Parece que vamos a llegar hasta aqui....!
http://www.huffingtonpost.com/2009/07/13/brownback-and-landrieu-in_n_230762.html

Álvaro Herrera Ortiz dijo...

Sí, los cambios espectaculares que imaginamos y los de los que no tenemos ni idea ahora, vendrán. Se van a dar.
También se usarán para lo que hemos codificado como malo y para lo que consideramos bueno. Nos va a cambiar, por supuesto, y como la enorme mayoría de ejemplos que hay en nuestro pasado, al final estaremos mejor. Tenemos también una capacidad adaptativa inigualable en la biosfera: somos conscientes de ella y podemos manipularla en muchos sentidos.
Se que no veré el atardecer de esta acelerada etapa de transición sociocultural, pero el amanecer es sencillamente extraordinario.

Daniela Romer Perez dijo...

*-* Síiiií, por eso estudiaré biotecnología y genética, seré la primera científica en crear a Groot, una planta humanoide con el poder de purificar el aire, con el corazón de un ángel y la fuerza de un tanque. WE ARE GROOT. >_<

César B. dijo...

Jajaja, con eso Daniela! 😊

César B. dijo...

Jajaja, suerte con eso Daniela!