lunes, 1 de diciembre de 2008

CONDÓN O ¿PERDÓN?

César Barrantes B.



No se inmutó. El cardenal lo dijo impávido, los condones eran fabricados, según su "eminencia", con agujeros microscópicos que tenían como perversa finalidad dejar pasar el virus del SIDA y así permitir el contagio.

El periodista y escritor, Christopher Hitchens, famoso por libros como “Juicio a Kissinger” y “God is not Great” estuvo presente aquel día y fue en la segunda obra donde recuerda con estupor aquellas declaraciones del influyente cardenal colombiano, Alfonso López Trujillo, presidente del Pontificio Consejo para la Familia:

“Cierren ustedes los ojos y traten de imaginar lo que dirían si tuvieran la autoridad de infligir el mayor sufrimiento posible en el menor número de palabras. Consideren el daño que este dogma ha causado: presumiblemente esos agujeros permiten también el paso de otras cosas, lo cual más bien destruye el punto principal del condón. Hacer semejante declaración en Roma es lo bastante malvado. Pero traduzcan el mensaje al idioma de los pobres y desamparados y vean lo que ocurre”.

Hoy, 1 de diciembre se celebra el día de la lucha contra el SIDA en todo el mundo. Según el Informe de la ONU hay de 30 a 36 millones de personas infectadas con el Virus de Inmuno deficiencia Humana (VIH) y aunque “La tasa de nuevas infecciones por el VIH ha disminuido en varios países, a nivel mundial estas tendencias favorables quedan contrarrestadas, al menos en parte, por el incremento de las nuevas infecciones en otros países.” Tales como los del África Subsahariana donde predomina el cristianismo…


Hacer generalizaciones es simplista y por supuesto que el alto contagio del SIDA en África responde a muchas causas, sin embargo cómo desestimar el efecto de las palabras de un cardenal, dichas desde el Vaticano y en nombre de una de las religiones más extendidas en el mundo. El daño es grave.


En el día mundial de la lucha contra el SIDA es responsabilidad de la gente sensata acabar con esos prejuicios basados en caducos conceptos religiosos y en mentiras flagrantes, lanzados irresponsablemente cual bomba atómica. Lo único cierto es que el uso del condón es necesario para salvar vidas.



1 comentario:

César González dijo...

De hecho el Latex es poroso. Para un virus, atravesar un condón es como para nosotros saltarnos una alambrada de púas floja. Los virus, al parecer, se mueven por donde les es más fácily de ahí la supuesta efectividad del condón contra el sida. Como método contraceptivo y de protección contra enfermedades bacteriana ses genial, pero contra virus, pues es básicamente una lotería. Y el cardenal... ta loco ese man.