jueves, 27 de noviembre de 2008

Cuando la locura vence a la razón







Los atentados en Bombay y el último video islamista amenazando a Occidente recuerdan que el fanatismo musulmán es un enemigo ciego y sordo, capaz de cualquier cosa y pareciera que inepto para razonar.


¿Se puede razonar con un individuo capaz de hacerse explotar a si mismo dentro de un autobús lleno de personas ordinarias? ¿Puede entrar en razón un sujeto capaz de entrar a un hotel con granadas y ametralladora, dispuesto a matar y a perder su propia vida? ¿Se puede?


Este es el meollo del asunto. Mientras decidimos como reaccionar ante este tipo de circunstancias arde el edificio del hotel Taj Majal de Bombay, en la India, luego del enfrentamiento entre la policía y los terroristas que costó la vida a 80 personas (cuando empecé a redactar este artículo), la mayoría de ellas civiles que se encontraban en este edificio, en el del hotel Trident y en un otros lugares de aquella nación asiática.


Es fácil entender porque este tema causa tanta polémica ¿cómo tratar a estas personas?, para muchos adquiere valor aquella lapidaria frase del filósofo francés, Emile Chartier: "No se puede razonar con los fanáticos. Hay que ser más fuerte que ellos".


Los fanáticos islamistas, tal y como los Mujaidines del Decán (1) que realizaron estos atentados, encuentra sus motivaciones en una explosiva amalgama de circunstancias actuales y enseñanzas del pasado. Se puede inferir sin temor a equivocarse que estos hombres guardan dentro de sí un profundo sentimiento de indignación contra Occidente. Sobra decir que muchos de nosotros, de este lado del mundo y occidentales también, coincidimos en condenar acciones como la injustificada invasión a Irak, muchas de las respuestas belicosas israelíes que pasan a ser algo más que simple defensa propia y ni que decir de los bombardeos sangrientos contra poblaciones civiles. También condenamos la política de las naciones periféricas, que ante semejantes atrocidades vuelven a ver para otro lado o dan pésimas justificaciones (recuérdese al presidente Abel Pacheco *).


Estamos de acuerdo, Occidente, y en especial Estados Unidos hicieron méritos para recibir odio a cambio, pero las cosas se complican al recordar que el mundo musulmán no es el único que ha sido agredido, las naciones latinoamericanas, las africanas y algunas asiáticas han recibido igual o peor trato que los países del islam y no vemos terroristas suicidas venezolanos explotando en Wall Street o en el Metro de Madrid; ni vietnamitas piloteando aviones en dirección a Nueva York o Londres, entonces ¿Qué pasa?
La raíz del mal
Se llama Corán. Ya sé que es políticamente incorrecto cuestionar la fe de cualquier persona pero por un momento dejemos de lado de la diplomacia, hay vidas en juego.

El libro sagrado del islam no es otra cosa que una exhortación a la guerra y a la violencia; redactado durante la Alta Edad Media, este documento destila el pensamiento de las tribus guerreras, endurecidas por las duras condiciones del desierto y sedientas de mejores estándares de vida. A la cabeza está Mahoma, su profeta, un exitoso líder y militar analfabeta venido a mensajero de Alá que, en sus inicios como “iluminado”, pretendió ser el último gran representante del dios de Abraham en la tierra, pero recibió a cambio el desprecio de judíos y cristianos, por lo que sus enseñanzas están llenas de condenas para ellos, a los que llama reiteradamente como infieles y les promete el fuego del infierno como castigo. Algunos ejemplos al azar:
.
¿No saben que está reservado el fuego para aquel que se opone a Dios y a su apóstol? Permanecerá en él eternamente. (9-64).
.
Dios les ha maldecido y les está reservado un suplicio incesante. (9-69)
.
¡Qué espectáculo cuando los ángeles les quitan la vida a los infieles! Les golpean las caras y los riñones, y les gritan: Id a probar la pena del fuego. (8-52).
.

¡Que la maldición de Dios alcance a los infieles! (2-83)

Los que no crean en los signos de Dios, sufrirán un castigo terrible. Dios es poderoso, vengativo. (3-3)

Que los creyentes no tomen por amigos (o aliados o patronos) a infieles más bien que a creyentes. (3-27)

Pero dicen: Nuestros corazones son incircuncisos. Sí, en verdad, Dios les ha
maldecido a causa de su incredulidad. (2-82)

En cuanto a los infieles, no tienen más patrono que Thagut. Él los conducirá de la luz a las tinieblas; serán entregados a las llamas, donde permanecerán eternamente. (2-59).

En cuanto a los que son infieles y mueren infieles, todo el oro que puede contener la tierra no bastará para librarlos del castigo cruel. No tendrán defensor. (3- 85).

¡Oh creyentes! No forméis uniones íntimas más que entre vosotros; los infieles no dejarían de corromperos: desean vuestra pérdida. (3- 114).

Dios os enseña que despedazará a los infieles, a quienes traqueteará, y los cuales serán trastornados, derrotados sin remisión. (3-122).

El infierno será su lecho, y por encima de ellos los cubrirán capas de fuego . Así es como recompensamos a los impíos. (7-39).

Entonces le dijo a los ángeles: Estaré con vosotros. Id a dar firmeza a los creyentes. Yo sembraré el terror en el corazón de los infieles. (8-12).

Tal es vuestra retribución, sufridla; el fuego está preparado para los infieles. (8-14).

Los Infieles serán reunidos en el infierno. (8-37).

Tales son las palabras de sus bocas, y al decirlas se asemejan a los infieles de otro tiempo. ¡Qué Dios les haga la guerra! ¡ (9-30).
Y son solo algunos ejemplos.
Ahora vamos con la guerra, el Corán es una exhortación a la violencia, a la guerra santa, a la conquista, en resumen, es una religión de soldados:
Si morís o si sois matados luchando en la senda de Dios, os alcanzan la indulgencia y la misericordia de Dios. Esto vale más que las riquezas que amontonáis. (3- 151).

(…) Alá ha prometido recompensarnos a todos, pero mucho mayor será la recompensa de quienes luchen por él…Quien deje su casa para luchar por Alá y su apóstol y le sobrevenga la muerte, será recompensado por Alá…los infieles son tus enemigos inveterados. (4-95 a 101).

Profeta, has la guerra a los infieles y a los hipócritas y enfréntate a ellos con rigor. El infierno será su hogar: tendrán un destino malvado. (9-73)

Creyentes, hacedle la guerra a los infieles que moran entre vosotros. Enfrentaos a ellos con firmeza. Sabed que Dios está con los justos. (9-123)

Combatid en el sendero de Dios y sabed que Dios lo oye y sabe todo. (3- 245).

¡Cuántas ciudades hemos destruido! Nuestra ira las ha sorprendido a unas en medio de la noche y a otras a la claridad del día. (7-3).

¡Oh profeta! Combate a los hipócritas y a los infieles, trátales con rigor. El infierno es su morada. (9-74).

Los que han abandonado su país y combaten en el sendero de Dios con sus bienes y sus personas, ocuparán un grado más elevado ante Dios. Serán bienaventurados. (9- 20).

Haced la guerra a los que no creen en Dios ni en el día último, a los que no consideran prohibido lo que Dios y su apóstol han prohibido y a aquellos hombres de las Escrituras que no profesan la creencia de la verdad. Hacedles la guerra hasta que paguen el tributo, a todos sin excepción, aunque estén humillados. (9-29).

Si no marcháis al combate, Dios os castigará con un castigo doloroso: os reemplazará por otro pueblo y no podréis dañarle (a Dios) de ningún modo. (9- 39).

Diles: ¿Qué esperáis? Que, de dos hemosos destinos, les ocurra uno: la victoria o el martirio. (9-52).


Por cierto en la sura 3-257 el Corán dice: “Nada de violencia en religión”.
El futuro
Al finalizar este artículo 125 personas han muerto ya en la India y hay cerca de 300 heridos, inocentes la mayoría. Estoy seguro que muchos musulmanes repudiarán estos actos pero también muchos otros los celebrarán imaginando que los “soldados de Alá” ya están en el Paraíso disfrutando de su premio.

¿Qué nos depara el futuro? Quisiera saberlo, quisiera creer que los musulmanes moderados levantarán la voz y obligarán a sus fanáticos a detenerse, desgraciadamente esto no ha pasado y no vemos muchas esperanzas de que suceda, el miedo los carcome. ¿Reaccionarán las naciones islámicas? ¿Pero cuál? ¿Arabia? Es una nación rica donde reina la ley islámica, cuelgan homosexuales y apedrean a mujeres infieles, ¿Irán? Lo mismo, ¿Marruecos, Argelia, Somalia, Líbano?

El mundo del islam urge de una introspección profunda y una reforma de su cultura. No estoy de parte del cristianismo, ni del judaísmo, ambas religiones hicieron tanto o más daño en el pasado y aún hoy hacen alguno, sin embargo, lo que las hace diferentes es que un buen porcentaje de sus seguidores entendieron hace tiempo que la violencia en defensa de sus credos no los llevaba a ningún lado, le dieron oportunidad a la ciencia, al pensamiento, a la razón y siguen luchando contra sí mismas para purgar la intolerancia y el fanatismo, ¿podrá hacer lo mismo el islam? Asusta saber que solo España ha traducido más libros en un año de los que ha traducido todo el mundo árabe en siglos.

Necesitan ayuda eso es un hecho, que las naciones poderosas dejen de expoliarlas y agredirlas, pero el mayor cambio debería venir de adentro…no sé si guardar esperanzas.




*Abel Pacheco fue Presidente de Costa Rica durante la invasión a Irak y para justificar el porqué el país se unió a la coalición que apoyaba a Estados Unidos dijo que prefería que murieran niños iraquíes que costarricenses. Los ticos aún nos avergonzamos de eso.
.
(1) Trascendió que los terroristas son más bien de la célula rebelde con base en Pakistán, Lashkar-e-Taiba (Ejército de los Puros).
. El atentado en la India

Para koldo

8 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema es la corriente de inmigrantes musulmanes que ingresan constantemente en occidente. ¿qué va a pasar cuando sean un grupo importante? ¿qué pasará cuando quieran llenar de mezquitas nuestras ciudades?

Claro, recién llegados se aprovechan de la libertad religiosa, pero ¿qué pasaría si llegaran a ser una mayoría? Empezarían a jodernos a todos......

Anónimo dijo...

Cesar me ha dejado boquiabierto el comentario que has hecho en el Pais.
Te recomendaria que te informaras un poquito acerca de lo que el Islam representa y sobre el Profeta Muhammad. Te daras cuenta que tu ignorancia es intolerante, y tu intolerancia, peligrosa.
Un saludo.

Koldo

Anónimo dijo...

Si intentaràn "vencernos y convencernos", que ya lo dijeron unos musulmanes en Inglaterra, nada, ahora se trataba de unas cruzadas pero al revés, porque los infieles somos nosotros.

Anónimo dijo...

Me parece se debe de tomar en cuenta el hecho de que El Islam nació 7 siglos después del supuesto nacimiento de Jesús, si miramos la historia de Occidente hace siete siglos ¿que encontramos?, La Inquisición (santa no), quemando, torturando, robando los bienes de los condenados, la Iglesia Romana vendiendo bulas papales, persecuciones, guerras religiosas, siglos XII y XVIII una iglesia matando de hambre a los campesinos ahogados en obligaciones para con esta empeñada en construir catedrales imponentes " para mayor gloria de dios", una iglesia poderosa ante la cual se plegaban los monarcas, anterior a esto Las Cruzadas. Toda una historia de horror, de sangre, de fuego eterno.Pienso que los musulmanes viven su Edad Media, importante tener presente los abusos de Occidente, recuerden los cometidos por el Imperio Británico en Egipto, los Franceses en Marruecos, las atrocidades cometidas por los españoles en "EL NUEVO MUNDO" masacrando, robando, tratando a la población como ciudadanos peor que de segunda, el arbitrario despojo a los habitantes de Palestina de su tierra para formar el Estado de Israel en 1948, recientemente la guerra de Iraq donde han muerto más de un millón de inocentes, esto por que el padre de Bush perdió la guerra en 1991. Son muchas las humillaciones, la violencia engendra violencia.No justifico el atentado a las torres gemelas, ni lo que ocurre en India hoy, ni los cientos de ejemplos que se pueden dar, lo de India lo veo como un odio viejo entre indios y pakistaníes, estos últimos recelosos por el despegue económico de India mientras Pakistán sigue en la miseria, noten que Bombay es la capital económica del Indostán.Si analizamos los Suras, no hay más violencia, condenación y fuego eterno que en El THORÁ o el APOCALIPSIS.así es la Historia, cíclica, como la vida del hombre, todo retorna, para bien o para mal.

César. dijo...

Koldo:

Me encantaría tener un lugar para escribirte personalmente más no sé cual es ya que no lo pusiste.

Leí el Corán de cabo a rabo y sé de lo que hablo, es una religión bélica y su libro intercala pasajes bonitos con un montón agresivos e intolerantes.

Con gusto podemos hablar de eso, si quieres.

César B.

Jeudy Blanco dijo...

Muy bueno Cesar. Como reconcilian los "musulmanes moderados" toda esa literatura belicosa y llena de odio de su libro sagrado que ud nos ejemplifica? Usaran los mismos metodos de discernimiento que los cristianos para descartar lo que no les sirve o no en un momento determinado?

Esteban Umaña Picado dijo...

Cesar tenga cuidado una cosa es el discurso religioso, los textos y otra cómo vive la gente en su realidad cotidiana.

Me parece irresponsable que catalogue la religión desde el discurso, porque usted nunca le preguntó a los millones de musulmames alrededor del mundo que piensan y sienten de los atentados.

Usted no sabe como viven, que piensan y que sienten con respecto al mundo y no sabe como se relacionan con èl y con los demás

Le repito compañero una cosa es el discurso otra es la gente.

Y lo principal es la gente

En su afán de racionalizar una religión la fe catalogaste negativamente a millones de personas que son incapaces de hacerle daño a nadie.

las palabras tienen mucho poder compa. Uselas con cautela.

César. dijo...

Umaña:

Parece como que leíste otro artículo.